Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 00:34 h.

“Cruzada contra la lengua árabe"

Mientras que, bajo la presión de los defensores de la lengua árabe, el Consejo Superior de Educación ha optado por la enseñanza de algunas materias en árabe y en francés, el ministerio de Educación nacional ha optado por una enseñanza exclusivamente francófona. Una decisión que ha suscitado la cólera del presidente del Gobierno, Abdelilah Benkirane, quien se ha apresurado a demandar su anulación. “El afrancesamiento de la enseñanza encenderá la mecha. La elección (de la lengua de enseñanza) la hará el jefe de Gobierno”. En estos precisos términos Benkirane se dirigió al ministro de Educación nacional, Rachid Benmokhtar, durante una sesión de preguntas en la Cámara de Consejeros, el pasado 1 de diciembre. Tras haber aconsejado al ministro “ocuparse, de forma prioritaria, de las graves disfuncionalidades de la educación nacional”, el líder del Ejecutivo desveló a los parlamentarios el haber “dirigido una demanda al ministro de Educación para que éste se retracte de su decisión de enseñar algunas materias en francés”.

La enseñanza de las matemáticas y de la física en francés ha sido solicitada por los propios profesores , que han notado que el paso brusco de una a otra lengua lengua en la enseñanza superior no ayuda en nada a los estudiantes

El dossier se remonta al 19 de octubre. En una nota dirigida a las academias regionales, el ministro de Educación las hizo partícipes del cambio en la lengua de enseñanza de varias asignaturas que se impartían en árabe y que, a partir del próximo curso, se enseñarán en francés. La medida concierne a las matemáticas de primer y segundo año de bachillerato en Ciencias económicas y gestión, así como a la física y a las matemáticas para las ramas de Ciencias y tecnologías de la electricidad y Ciencias y tecnologías de la mecánica. Varios días después de la difusión de la nota, personalidades del Partido para la Justicia y el Desarrollo (PJD) y del Movimiento para la Unicidad y la Reforma (MUR, matriz ideológica del PJD), así como ONGs de defensa de la lengua árabe, saltaron a la palestra para denunciar lo que denominaron “cruzada contra la lengua árabe” y "voluntad de contribuir a la colonización cultural de Marruecos”. Ahmed Raissouni, ex presidente del MUR, acusó al ministro de Educación de servir a “agendas políticas e ideológicas extranjeras” y de hacer caso omiso de la Constitución “que hace del árabe la lengua oficial de Marruecos”. La Coalición Nacional por la Lengua Árabe, una reagrupación de actores asociativos, estimó por su parte que la decisión ministerial constituía un “grave peligro para la educación nacional”.

Por su parte, el ministerio de Educación sostiene que la decisión ha sido adoptada para “remediar la falta de coherencia y complementariedad de las materias en la enseñanza secundaria”. Ya que, si física y matemáticas son impartidas en árabe, otras materias especificas de las ramas de Ciencias económicas y gestión, Ciencias y tecnologías eléctricas y Ciencias y tecnologías mecánicas, se estudian en francés. “No hay que olvidar que, una vez aprobado el Bachillerato, el futuro estudiante de estas ramas estudiará todas las asignaturas en francés”, explica un miembro del Sindicato Nacional de Enseñanza (SNE), quien precisa que “la enseñanza de las matemáticas y de la física en francés ha sido solicitada los por los propios profesores de estas ramas, que han notado que el paso brusco de una a otra lengua lengua en la enseñanza superior no ayuda en nada a los estudiantes”.