Jueves, 19 de Octubre de 2017 Actualizado: 03:02 h.

RAMADÁN EN EL MUNDO ISLÁMICO

Importancia y significación del mes sagrado del islam

Llegado el mes sagrado musulmán del Ramadán, cuya observancia afecta a  un cuarto de la población mundial, el Fórum Canario Saharaui se quiere rendir un homenaje a esta suprema celebración del islam.

Durante el mes sagrado del islam se incrementan prácticas como la oración.
Durante el mes sagrado del islam se incrementan prácticas como la oración.

Hemos entrado en el mes sagrado musulmán del Ramadán, cuya observancia por la prescripción islámica afecta a  un cuarto de la población mundial, un mes “bendito”, para una celebración religiosa que reúne a este gran contingente de población, para una celebración religiosa, que es el más alto exponente del concepto piadoso del musulmán creyente y devoto. El Ramadán es la segunda festividad más importante del mundo después de la Navidad. Esta evaluación es considerada en cuanto al volumen global de la población que la práctica, pues naturalmente cada una es la primera en relación a sus fieles seguidores.

 

La llegada del mes de Ramadán trae consigo uno de los acontecimientos más importantes y especiales, tanto real como simbólicamente, para un musulmán Lailat ul-Qader, la noche del Decreto. Es la noche en la cual Muhammad recibió la primera revelación del Sagrado Corán, y así comenzó su misión como Profeta y Mensajero de Allah. Por sí solo, este hecho es causa de gran regocijo para los musulmanes.

 

El Ramadán es la segunda festividad más importante del mundo después de la Navidad. Esta evaluación es considerada en cuanto al volumen global de la población que la práctica

El ayuno general, es obligatorio durante este mes, con la variedad del ayuno del kaffāra, que es cómo podríamos definir en términos cristianos el pago por una penitencia al haber cometido algún incumplimiento, y el ayuno del naḏr o de las promesas que hace uno a sí mismo ante Dios.

 

Según prescribe un hadiz, que es toda narración o relato, referido directa o indirectamente del profeta del islam, Mahoma entre otras cosas proclama para esta celebración:

 

- No agredir tanto verbalmente como físicamente al prójimo

 

- El ayunante debería ser indulgente en caso de ser insultado o agredido por alguien, debiendo evitar todas las obscenidades

 

- Ser generoso: el musulmán siempre tiene que ser generoso, pero lo es más en el mes de ramadán.

 

- Incrementar la lectura del Sagrado Corán: durante el mes de ramadán, en que fue revelado el Corán, se debe recitar éste con mayor frecuencia que en los otros meses.

 

- Incrementar las prácticas: sobre todo en los últimos diez días del mes de ramadán, tal como lo hacía el Profeta. Además, dijo: "El ayuno y el Sagrado Corán intercederán a favor del siervo el Día de la Resurrección".

 

"Ramadán es un mes que en su principio es misericordia, su medio es perdón y su fin es librar del infierno"

El objetivo del ayuno es enseñar a los musulmanes la paciencia y la humildad, así como recordarles lo afortunados que son y hacer hincapié en la ayuda al necesitado y aquellos con menos suerte.

 

El Profeta dijo al respecto, según relatos de sus compañeros y compilaciones por aquellos sabios que le sucedieron, que el "Ramadán es un mes que en su principio es misericordia, su medio es perdón y su fin es librar del infierno".

 

Es de desear por todos, que durante esta celebración no solo se observen el ayuno con las celebraciones y rituales asociados, sino que se respeten asimismo los preceptos transmitidos por el Profeta y que le fueron revelados en la “Noche del Decreto”.

 

Ramadán Moubarak