Domingo, 28 de Mayo de 2017 Actualizado: 02:44 h.

DOSSIER SAHARAUI

Naciones Unidas no descarta una guerra entre Marruecos y el Polisario

En un proyecto de informe, el Consejo de Seguridad urge a las partes en liza a restablecer el contacto directo y a paliar elementos conflictivos de la relación para no culminar con un enfrentamiento armado. El documento impele a que la Minurso retome su actividad “de forma total y completa” como factor de estabilización en la región.

El Consejo de Seguridad estima en su proyecto de informe sobre la situación en el Sáhara Occidental que la estabilización de la región pasa por que la Minurso retome "de forma total y completa" sus funciones.
El Consejo de Seguridad estima en su proyecto de informe sobre la situación en el Sáhara Occidental que la estabilización de la región pasa por que la Minurso retome "de forma total y completa" sus funciones.

Un proyecto de informe del Consejo de Seguridad sobre el Sáhara Occidental plantea un potencial “escenario catastrófico” en el diferendo que enfrenta a Marruecos y el Frente Polisario, según recoge el portal de informaciones Hespress. El documento no descarta la posibilidad de un “enfrentamiento armado” entre Rabat y la organización independentista.

El documento reafirma la necesidad de buscar soluciones, paliando los “potenciales elementos problemáticos” para que la situación no degenere en el peor de los escenarios posibles

El borrador del informe, publicado en la página Web del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que presentará su versión definitiva el próximo 30 de abril, valora la posibilidad de que se reabra la guerra entre Rabat y Tindouf, una guerra a la que se puso fin en 1991. Así las cosas, el documento reafirma la necesidad de buscar soluciones, paliando los “potenciales elementos problemáticos” para que la situación no degenere en el peor de los escenarios posibles.

Entre otros, el informe refleja una invitación del Consejo de Seguridad a las partes para respetar los términos del alto el fuego en vigor y a retomar las relaciones directas y poner fin al actual impasse, habida cuenta la inexistencia de un “proceso político”, al aferrarse cada una de las partes a sus respectivas tesis.

La Minurso como solución

Tal y como indica Hespress, “el Consejo de Seguridad estima que la expulsión en 2016 por Marruecos de los miembros de la delegación de la Misión de Naciones Unidas para la celebración de un referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) supuso un cambio real”. El informe advierte de que urge que la representación de la ONU "reanude de forma total y completa sus funciones, lo cual no ha podido hacerse desde hace un año".

Se advierte de que urge que la representación de la ONU "reanude de forma total y completa sus funciones

Además, se pone el acento en “la necesidad de que ambas partes en conflicto colaboren con el nuevo representante de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental”, el sustituto del diplomático norteamericano Christopher Ross, cuya identidad conoceremos a lo largo de este mes.

Por otra parte, el proyecto de informe no descarta una respuesta favorable a la recomendación hecha por la Unión Africana en orden a poner en marcha un mecanismo de seguimiento del respecto a los derechos humanos en la zona y que se incluiría entre las competencias de la Minurso. "Una tal eventualidad ya ha sido rechazada por Marruecos, destacando que “los miembros africanos del Consejo de Seguridad no tienen una postura común”, concluye Hespress.