Jueves, 19 de Octubre de 2017 Actualizado: 02:45 h.

DIPLOMACIA - UA

Mohamed VI viaja a Etiopía para apoyar regreso de Marruecos a Unión Africana

El rey Mohamed VI de Marruecos viajará hoy a Etiopía para apoyar el intento de su país de regresar a la Unión Africana, que debe decidirse en la próxima cumbre del organismo prevista para el lunes y martes en Adis Abeba.

Llegada del rey de Marruecos, Mohamed VI, al aeropuerto de Adís Abeba para participar en la cumbre de la Unión Africana.
Llegada del rey de Marruecos, Mohamed VI, al aeropuerto de Adís Abeba para participar en la cumbre de la Unión Africana.

Un escueto comunicado de la Casa Real marroquí emitido hoy en Rabat señaló que el monarca comienza una visita a Etiopía "en el marco de las acciones emprendidas para el retorno de Marruecos a la Unión Africana (UA)", sin que se ofrezcan detalles sobre su agenda.

Marruecos abandonó la Organización de la Unidad Africana, predecesora de la UA, en 1984, en protesta por la admisión ese año de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), proclamada por el Frente Polisario.

Sin embargo, esta "política de silla vacía" no dio ningún fruto a Marruecos, que el año pasado anunció su deseo de regresar a la UA y convirtió la cuestión en prioridad máxima de su política exterior.

Dos "pesos pesados" del continente como Argelia y Sudáfrica se oponen a la vuelta de Marruecos y podrían tener una gran influencia sobre otras naciones africanas a la hora de decidir su voto

Los medios marroquíes aseguran en las últimas semanas que Marruecos cuenta con el apoyo de cerca de 40 países de la UA para su readmisión, pero reconocen que dos "pesos pesados" del continente como Argelia y Sudáfrica se oponen a la vuelta de Marruecos y podrían tener una gran influencia sobre otras naciones africanas a la hora de decidir su voto.

Se da por hecho que Marruecos, una vez que entre en la UA, activará toda su diplomacia para la expulsión de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), lo que crearía una situación sin precedente en la organización panafricana y puede explicar la reticencia de algunos países de apoyar sin fisuras la postura marroquí.

Para la RASD, su presencia en la Unión Africana es vital, al tratarse del único organismo internacional donde cuenta con membresía plena, y el continente africano es la única zona del mundo -con América Latina, en mucha menor medida- donde la RASD cuenta con cierto reconocimiento.