Sábado, 25 de Noviembre de 2017 Actualizado: 05:47 h.

CARTA MAGNA DE 2011

Mohamed VI instala la nueva Corte Constitucional

La institución prevista por la Constitución de 2011 tendrá amplias competencias. Entre otros, dictaminará sobre la constitucionalidad de las leyes, la transparencia de elecciones y referéndums, e incluso sobre los procesos en curso. Sus decisiones no podrán ser objeto de recurso alguno.  

Mohamed VI posa con los componentes de la flamante Corte Constitucional en el Palacio Real de Casablanca.
Mohamed VI posa con los componentes de la flamante Corte Constitucional en el Palacio Real de Casablanca.

Mohamed VI presidió en el Palacio Real de Casablanca la ceremonia de investidura del presidente y demás miembros de la nueva Corte Constitucional. El soberano ha designado para la presidencia de la máxima instancia constitucional a Said Ihray, ex presidente de la Comisión Nacional de Control de la Protección de Datos Personales (CNDP). El resto de miembros nombrados directamente por el rey son Saadia Belmir, Alhassan Buqentar, Abdelahad Deqaq, Ahmed Salmi Idrissi y Mohamed Aterkin. La composición de la Corte Constitucional también incluye también a Mohamed Ben Mohamed Ben Abdessadek, Mulay Abdelaziz Hafidi Alaoui y Mohamed Lmrini, como miembros de la Cámara de Representantes, y a Mohamed Ansari, Nadir Lmoumni y Mohamed Jouhari, en representación de la Cámara de Consejeros.

La puesta en marcha de la Corte Constitucional se hace en conformidad con las disposiciones de la Carta Magna de 2011 y, en concreto, de su artículo 130

Atravesamos una etapa decisiva y la constitución de 2011 permite al Reino de Marruecos seguir las normas y estándares internacionales, sobre todo en lo que concierne al ámbito de las libertades y protección de la vida privada”, declaró Ihray tras su nombramiento. “Somos muy conscientes del rol que nos ha sido atribuido (…) y esperamos estar a la altura de la confianza que Su Majestad ha depositado en nosotros”, añadió éste.

Amplias competencias

La puesta en marcha de la Corte Constitucional se hace en conformidad con las disposiciones de la Carta Magna de 2011 y, en concreto, de su artículo 130; así como de la Ley Orgánica relativa a la Corte Constitucional, que otorga amplias competencias a la flamante instancia. Además del control de la constitucionalidad de las leyes y la transparencia de elecciones y referéndums, la nueva institución dictaminará sobre la inconstitucionalidad de los procesos y sus decisiones no serán susceptibles de recurso alguno.  

La máxima instancia constitucional del país se compone de 12 miembros designados por un periodo de nueva años no renovable

La máxima instancia constitucional del país se compone de 12 miembros designados por un periodo de nueve años no renovable. Existen dos tipos de miembros, a saber, los cinco miembros designados por el rey a título individual y un sexto miembro propuesto por al Alto Consejo Científico del Reino de Marruecos; y seis representantes electos, tres de la Cámara de Representantes y tres de la Cámara de Consejeros, elegidos mediante votación secreta y cuentan con, al menos, dos tercios de los votos  de las cámaras.