Martes, 19 de Septiembre de 2017 Actualizado: 20:03 h.

DIPLOMACIA REAL

Mohamed VI  se reúne con altos responsables cubanos durante un viaje privado a la isla

El viaje privado del rey a Cuba adoptó un carácter diplomático en aras de entablar nuevas relaciones entre Rabat y La Habana. El apoyo tradicional del régimen cubano al Frente Polisario suscitó no pocas suspicacias entre los detractores de Marruecos.

El rey de Marruecos acompañado por su esposa, Lala Salma, abandonan el hotel Saratoga de La Habana, el pasado 12 de abril.
El rey de Marruecos acompañado por su esposa, Lala Salma, abandonan el hotel Saratoga de La Habana, el pasado 12 de abril.

Durante sus reciente estancia vacacional en Cuba junto a su familia, Mohamed VI ha mantenido encuentros con diferentes responsables del régimen cubano en aras de abrir una nueva etapa en las relaciones entre Rabat y La Habana, según afirma el portal de informaciones Le360. Para el sitio francófono, “el periplo del rey en Cuba ha revestido una dimensión diplomática a la luz de las reuniones mantenidas con altos dirigentes cubanos”.

Le360 vincula este hecho con el reciente regreso de Marruecos a la Unión Africana y el cambio en la orientación de la diplomacia del Reino que, a través del establecimiento de toda una serie de vínculos económicos y culturales con estados africanos que apoyaban al Frente Polisario se consiguió un cambio en su posición con respecto al dossier saharaui. Para este portal de informaciones, “el rey se dirigió a Cuba con la esperanza de iniciar una nueva dinámica en las relaciones bilaterales”.

¿Territorio enemigo?

Según Le360, la población cubana dio una entusiasta bienvenida al rey. Allí donde Mohamed VI fuera la gente se acercaba para sacarse una foto con él o, simplemente, estrecharle la mano

Cuba es un aliado objetivo del Frente Polisario y, como tal, el viaje del rey de Marruecos suscitó no pocas suspicacias, sobre todo entre sus detractores. “Mohamed VI se va a al país del enemigo”, tituló el portal de informaciones argelino Tout sur l’Algérie, de forma irónica, para glosar el viaje del rey a un país que tradicionalmente ha apoyado las tesis de la organización independentista saharaui.

El propio Le360 ha desmentido este axioma, asegurando que “la población cubana dio una entusiasta bienvenida al rey. Allí donde Mohamed VI fuera la gente se acercaba para sacarse una foto con él o, simplemente, estrecharle la mano”. “Tan cálida bienvenida hacía creer que nos encontrábamos en Marruecos o en algún país extranjero con una importante comunidad de marroquíes residentes”, concluye Le360. 

Mohamed VI - Cuba 002_EditMohamed VI - Cuba 003_Edit