Martes, 19 de Septiembre de 2017 Actualizado: 19:59 h.

CRISIS DIPLOMÁTICA

El Istiqlal dispuesto a disculparse ante Mauritania

A través de su órgano de prensa, Al Alam, el partido nacionalista aclara las declaraciones de su líder sobre el país vecino, al que se refirió como "territorio marroquí".

A través de un editorial de Al Alam, el Istiqlal achaca la situación a un malentendido fomentado desde ciertos sectores que "han intentado sacar partido".
A través de un editorial de Al Alam, el Istiqlal achaca la situación a un malentendido fomentado desde ciertos sectores que "han intentado sacar partido".

La dirección del Istiqlal no dudaría en disculparse si fuera necesario, al considerar que los propósitos de su secretario general (sobre Mauritania) han sido mal entendidos”, se puede leer en el editorial de Al Alam, órgano de prensa de la formación.  El texto incide en el hecho de que Hamid Chabat “no ha pensado en momento alguno en ofender el presidente, al gobierno o al pueblo mauritano hermano”.

Al Alam reitera que la posición del partido nacionalista sobre Mauritania “es la misma posición oficial de Marruecos, la misma que Su Majestad Mohamed VI ha transmitido al presidente mauritano”. Según el editorial, “la amistad entre los dos pueblos es demasiado importante para que alguna de las partes pueda portar atenta. Las relaciones entre los dos países son históricas, excelentes y bastante sólidas para resistir a los desafíos”.

Al Alam reitera que la posición del partido nacionalista sobre Mauritania es la misma posición oficial de Marruecos, la misma que Su Majestad Mohamed VI ha transmitido al presidente mauritano

Estamos convencidos de que aquellos que han intentado pescar en aguas turbulentas verán sus esperanzas contrariadas”, apunta el diario del Istiqlal. Para Al Alam, “se ha intentado sacar partido de unas declaraciones sacadas de contexto, que provienen de un discurso improvisado”.

Mauritania, territorio marroquí

El secretario general del partido del Istiqlal, Hamid Chabat, declaró que Mauritania era territorio marroquí, provocando una crisis diplomática entre Nouakchott y Rabat. Para rebajar el clima de tensión bilateral el ministerio de Asuntos Exteriores emitió un comunicado en el que señalaba que la posición oficial de Marruecos no tiene nada que ver con los propósitos del líder del partido político. Ulteriormente Mohamed VI se entrevistó telefónicamente con el presidente mauritano, Mohamed Ould Abdel Aziz, que el miércoles recibió al presidente del gobierno marroquí, Abdelilah Benkirane.