Jueves, 19 de Octubre de 2017 Actualizado: 00:02 h.

DOSSIER LUCHA ANTITERRORISTA | ORÍGENES DEL RADICALISMO ISLÁMICO MARROQUÍ

Con la Achabiba Al Islamía empezó todo

Fundado en 1969, el Movimiento de la Juventud Islámica pretende crear un Estado islámico en Marruecos, país que viviría en la Yahilía, o periodo de ignorancia preislámica, siendo la yihad contra una sociedad marroquí, considerada como impía, y la monarquía, el único modo de restablecer el orden de Alá.

Abdelkrim Moutii, fundador de la Achabiba Islamía, quien huyó de Marruecos en 1975 y encontró refugio en Libia, a partir de 1979.
Abdelkrim Moutii, fundador de la Achabiba Islamía, quien huyó de Marruecos en 1975 y encontró refugio en Libia, a partir de 1979.

Los inicios del islam político en Marruecos se remontan al año 1969, cuando un grupo clandestino que se reclama del islam radical proclama su total ruptura con la tradición política y religiosa del país, arremetiendo contra la monarquía y su rol espiritual. Creada por un profesor de instituto, Kamal Ibrahim, y por un inspector de educación nacional, Abdelkrim Motii, la Achabiba Al Islamía o Movimiento de la Juventud Islámica (MJI) pretende crear un Estado islámico en Marruecos. El MJI recluta a buena parte de sus miembros en los institutos de las grandes urbes del país, formándolos en las artes marciales y en técnicas de agitación y propaganda. Bien estructurado, el MJI cuenta con una brazo armado, Al Muyahidin Al Magariba (Muyahidines Marroquíes), a cuya cabeza de sitúa Abdelaziz Noamani. Para éstos, Marruecos vive en la Yahilía o periodo de ignorancia preislámica, y la yihad contra la sociedad marroquí impía y contra la monarquía es el único modo de restablecer el orden de Alá y volver al recto camino.

El acto criminal que pasa a la historia y marca un antes y un después en el Movimiento de la Juventud Islámica es el asesinato en Casablanca, el 18 de diciembre de 1975, de Omar Benjeloun

El acto criminal que pasa a la historia y marca un antes y un después en el MJI es el asesinato en Casablanca, el 18 de diciembre de 1975, de Omar Benjeloun, dirigente sindicalista y miembro de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), "el partido de los impíos y de los ateos" para los islamistas. Varios arrestos en el seno de la organización se suceden tras el homicidio. Entre ellos, el del vicepresidente de Achabiba Al Islamía, Kamal Ibrahim, quien es puesto en libertad en 1980 sin que le sea imputado ningún cargo. Saad Ahmed y Al Jasar Mustafa son los únicos militantes del grupo integrista directamente acusados del asesinato de Benjeloun, y son sentenciados a la pena capital, conmutada en 1994 por la cadena perpetua, antes de ser definitivamente amnistiados por Mohamed VI, en 2004.

Abdelkrim Motii consigue abandonar Marruecos en 1975, refugiándose en Arabia Saudí hasta 1979, cuando huye a Libia tras su presunta participación en la toma de la gran mezquita de La Meca al lado de otros doscientos extremistas islámicos, el 20 de noviembre de ese mismo año. Mutii es condenado en 1980 a cadena perpetua por los tribunales marroquíes. Muy activo, desde su exilio libio no cesa de multiplicar sus acciones contra la monarquía alauí, evolucionando durante estos últimos años hacia una posición más conciliadora para con el Majzén. El MJI es disuelto en 1976, dividiéndose sus miembros entre varias formaciones como Al Yihad, Al Adl Wal Ihsan y Al Yamaa Al Islamía, que se convertirá en el Movimiento por la Unidad y la Reforma (MUR), una de las organizaciones en el origen del Partido para la Justicia y el Desarrollo (PJD).