Sábado, 16 de Diciembre de 2017 Actualizado: 01:23 h.

FESTIVAL DE MÚSICA DE LA JUVENTUD ÁRABE EN GUELMIM

La música para promover la convivencia entre pueblos

Promovido por el Ministerio de Juventud y Deportes, el evento pone de relieve la importancia del arte musical en la entente y desarrollo humanos.

El Festival ha contado con la participación de 300 jóvenes provenientes no sólo de Marruecos, sino también de Egipto, Jordania, Omán, Bahrein y Palestina.
El Festival ha contado con la participación de 300 jóvenes provenientes no sólo de Marruecos, sino también de Egipto, Jordania, Omán, Bahrein y Palestina.

En el marco del evento Rabat, capital de la cultura árabe, la localidad de Guelmim acoge el Festival de música de la juventud árabe, inaugurado el pasado 17 de octubre por el secretario general del ministerio de Juventud y Deportes (MDJS, en sus siglas en francés), Abdellatif Aït Laamiri. En su alocución de apertura, Laamiri enfatizó que “la música transmite un mensaje positivo para la convivencia y para la paz y el rechazo de la violencia”, al tiempo que destacó la elección de la ciudad de Guelmim, “la puerta del Sáhara marroquí”, dijo, para acoger el evento.

El objetivo del Festival es la conformación de una espacio árabe susceptible de ayudar y apoyar a los jóvenes talentos

Según Laamiri, el objetivo del Festival, organizado por el MDJS en colaboración con otras instancias internacionales, es “la conformación de una espacio árabe susceptible de ayudar y apoyar a los jóvenes talentos”. El evento tiene por objetivo la “instalación de los valores de tolerancia a través del reconocimiento de la identidad nacional y árabe con relación a culturas y tradiciones de otros países aquí presentes”.

Con la participación de hasta 300 jóvenes provenientes no sólo de Marruecos, sino también de países como Egipto, Jordania, Omán, Bahrein y Palestina, a través de un concurso el Festival anhela la identificación de nuevos talentos. “El arte que van a desplegar los jóvenes participantes está imbuida de la autenticidad de la creación musical árabe, con características y aspectos estéticos muy particulares”, señaló el secretario general del MDJS.

Romper barreras y distancias

Creemos en el papel de la música en la construcción del ser humano, física e intelectualmente, y su función para unir a las personas y romper las barreras y distancias

Este Festival constituye un nuevo pilar para avanzar en el camino de la innovación musical, una acción concreta que encarna la riqueza de la nación árabe, sus tradiciones y costumbres. Además, este Festival también es un paso más en la búsqueda de la paz y la convivencia con el resto de culturas y civilizaciones del mundo”, concluyó Laamiri.

Por su parte, el representante del secretario general de las universidades de los países árabes, Abdelhadi Alajmi, puso de relieve “nuestra creencia en el papel de la música en la construcción del ser humano, física e intelectualmente, y su función para unir a las personas y romper las barreras y distancias”. “Es por ello – concluyó – que este Festival representa un hito en la creación de un nuevo espacio para aprovechar las energías y talentos de la juventud de nuestro particular área geográfica”.